Post de prueba Xavier Pareja Advocats

Un blog sirve para poder llevar a cabo un mantenimiento de la estrategia de visibilización por medio del SEO, publicando artículos del interés del público objetivo de la empresa que tengan búsquedas en Google, ya que de lo contrario nadie encontrará esos contenidos a no ser que entren a propósito en la web y esos casos suelen ser minoritarios. Cuanto más periódicamente se publiquen artículos en el blog, más probabilidades hay de que la empresa consiga una buena reputación en internet que le revierta en nuevos clientes.

Si tuviéramos que explicarlo en base a una comparación de la vida cotidiana, un blog es aquella forma de seducir a otra persona que consiste en enterarnos de cuáles son sus gustos y preocupaciones para conversar de lo que le gusta e intentar ayudarla. De esta manera la predisponemos a otros mensajes que nos interese transmitirle.

Lo contrario sería intentar que esa persona nos haga caso a base de acoso y derribo, siendo unos pesados y hablando sólo de lo que nos interesa. Así es la publicidad tradicional, como los anuncios de televisión o los dípticos que nos intentan entregar a la salida del metro sobre un restaurante cercano. Por este motivo un blog NO debe servir nunca como un mero tablón de anuncios de nuestros nuevos servicios o productos, nuestras ofertas o nuestras novedades como empresa. A ese efecto se puede habilitar otro apartado en la web, pero sólo nos será rentable si tenemos formas de fidelizar usuarios (que tengan incentivo de visitar la web) como un newsletter o similar.

Los posts en el blog deben tener entre 1.000 y 1.200 palabras, versar sobre temas estén seleccionados según los intereses de la audiencia reflejados en Google y con una competencia asequible (sobre los que no estén publicando empresas que invierten mucho más dinero en generación de contenidos), y tener bien implementados los atributos SEO (títulos, etiquetas, imágenes, URL, etc.). Cualquier esfuerzo que no incluya todo esto, especialmente en un sector con tanta competencia como el de los despachos de abogados, será probablemente un esfuerzo inútil que podría dedicarse a otra cosa.

Para saber más sobre cómo escribir un blog que nos aporte resultados contrastables a medio plazo en materia de visibilidad, se puede consultar este post.